Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs MUROS Y PUENTES

MUROS Y PUENTES

por Raúl Caballero Última modificación 24/08/2009 15:53

Un sonorense en Arizona, (entrevista y perfil de) Florencio Zaragoza Iberri

MUROS Y PUENTES

Raúl Caballero

Tiene como misión fortalecer presencia e influencia de la comunidad mexicana en Tucson, Arizona: Hombro a hombro con la nutrida membresía de Fundación México —una organización fundada en 1997— construye un entorno de fraternidad entre los Estados Unidos y México: Florencio Zaragoza Iberri, un colega nacido en Guaymas, Sonora, encabeza la Fundación México con un “anhelo de equidad y desarrollo con justicia”, con un “afán de defender y ejercer nuestros derechos humanos”, con un “deseo de enaltecer nuestras identidades con todas sus manifestaciones ideológicas, lingüísticas y culturales”, según expone en su sitio en la red: www.fundacionmexico.org.

A petición expresa se define como mexicano en los EU: “Soy un mexicano en el extranjero que se interesa en la vida de México y de los mexicanos tanto dentro como fuera de las fronteras. Me interesa participar en todas las esferas de actividad de los mexicanos, en especial en la práctica y defensa de los derechos humanos, laborales y políticos de los que vivimos en Estados Unidos”.

Se preparó en el Tec de Monterrey, en la UNAM y en la Universidad de Arizona. Tiene una trayectoria política y profesional que incluye actividades académicas; ha escrito ensayos y dictado conferencias con el fenómeno migratorio como tema; en su experiencia dedicada a la comunidad sobresale su labor en Fundación México y en el consejo directivo de la Arizona Border Rights Foundation.

Circunstancias y perspectivas

En un azaroso intercambio de correos electrónicos, Zaragoza Iberri me respondió varias preguntas, precisó referencias y datos, y colaboró con mucha paciencia en este esbozo de sus actividades, ideas y posiciones.

Respecto a las relaciones binacionales México-Estados Unidos, considera:

“Las relaciones entre los dos países están siendo replanteadas por los presidentes Obama y Calderón. Todavía estamos en la etapa de buenas intenciones. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte debería de complementarse con un acuerdo bilateral en cuanto al tránsito de personas, además de la apertura hacia bienes y servicios que ya establece. La inclusión de aspectos ambientales es fundamental, así como la demolición de la barda construida entre México y Estados Unidos”.

De la presencia de Barack Obama en la Casa Blanca, observa:

“La Presidencia de Obama abre amplias oportunidades de participación a las minorías en este país. Por cierto, el conjunto de las minorías en pocas décadas seremos mayoría. Demográficamente Estados Unidos está transformándose y los mexicanos y los mexicoamericanos jugamos un papel central en esta transformación que alcanza todas las expresiones de la sociedad. Basta darse una vuelta por Dallas, Nueva York, Chicago, Los Ángeles o Tucson”.

Sobre la realidad de los migrantes en Arizona y las perspectivas para ellos en el futuro inmediato, responde:

“La realidad de los migrantes en Arizona es sombría. Arizona es el estado más antimigrante en la Unión Americana actualmente, situación que afecta tanto a los migrantes en tránsito recién llegados, como a los que radican aquí. La militarización de la frontera ha causado la muerte de más de cinco mil migrantes en los últimos 15 años a lo largo de toda la frontera. Casi la mitad de ellos han fallecido en el desierto de Arizona.

“Si la reforma migratoria continúa en la dirección que va, tendremos una legislación unilateral con alto contenido de seguridad nacional y mayor presencia militar y de tecnología de punta en la frontera. La reforma migratoria será un pretexto para incrementar la militarización en la frontera y en el interior del país. ¿Podemos asociar la migración con el terrorismo? Sólo mentes paranoicas y prejuiciadas lo hacen. El futuro inmediato no es alentador”.

Y ¿cómo ve a nuestro país desde los EU?:

“México siempre ha sido muy blando. El gobierno y la sociedad hablan de lo bueno en la relación bilateral pero omiten hablar sobre la discriminación de los mexicanos en EUA, sobre la militarización de la frontera, sobre la muerte de miles de mexicanos en el cruce, sobre la violación de sus derechos humanos y sobre la defensa que México debe de instrumentar a favor de sus migrantes. Entiendo que son momentos difíciles para México, pero México somos todos los mexicanos: los de dentro y los de fuera”.

La Fundación México

La Fundación México, me dice Zaragoza Iberri, es una organización no lucrativa registrada en Arizona por un grupo de estudiantes y maestros de la Universidad de Arizona y por algunos miembros de la sociedad civil tucsonense, dedicada fundamentalmente a la educación y la cultura.

“El grupo fue integrado por mexicanos, mexicoamericanos y angloamericanos amigos de México. Hasta la fecha la composición de sus asociados se mantiene plural, sin limitación por nacionalidad, género, religión o filiación política. Empero, la mayoría somos mexicanos y/o binacionales”, informa.

“En la actualidad tenemos un programa de becas universitarias para migrantes mexicanos que, siendo discriminados por la ley estatal 300, tienen que pagar colegiatura de extranjeros en las instituciones educativas públicas, aunque hayan vivido en el estado la mayor parte de su vida”, expone.

Se trata de la propuesta 300SCR aprobada en Arizona en 2006, la tal ley “niega a inmigrantes indocumentados el acceso a programas de educación para adultos, de inglés u otros programas financiados por el Estado y niega a estudiantes indocumentados beneficarse del pago de colegiatura como residentes de Arizona (in-state tuition); es decir tendrán que pagar como estudiantes foráneos”, destaca.

Los consulados de México en Arizona, agrega, estiman que 5,000 estudiantes indocumentados mexicanos que se gradúan de high school cada año son afectados por esta ley. En la Universidad de Arizona un estudiante residente paga anualmente 4,824 dólares, pero un estudiante extranjero debe pagar 16,058 dólares.

En ese contexto, de hecho, el 16 de junio de 2007 se suscribió un convenio entre Fundación México y Arizona Border Rights Foundation con el fin de crear el Fondo Educativo Fundación México (Fondo FM).

Debido al interés de ambas organizaciones en otorgar a los migrantes mexicanos la protección de los derechos humanos —me informa— y siendo la educación uno de los fundamentales, el Fondo FM se destina a otorgar becas a migrantes mexicanos indocumentados y residentes de Arizona, afectados por la ley 300 y que sean aceptados en una institución de educación superior.

El Fondo FM otorgó 4,000 dólares en apoyos financieros en el año escolar 2008-2009. En el ciclo 2009-2010 otorgó 5,000 dólares. Para dar solidez al programa el fondo fijo a la fecha cuenta con 13,000 dólares.

“Las opciones viables hasta ahora para otorgar becas según nuestros recursos, sin quebrantar ley alguna, son varias: Los colegios comunitarios, las universidades estatales de Arizona y las universidades públicas mexicanas que ofrecen licenciaturas por Internet”, indica.

Otorgar las becas, explica, es la mejor manera de lograr la integración de los migrantes mexicanos a la sociedad estadounidense y de entender la cultura en la que nacieron, así como la cultura del país que han adoptado.

La Fundación México promueve la binacionalidad como un importante medio de lograr una comunidad mexicana transfronteriza: “Si los migrantes mantienen sus raíces, participan en el desarrollo de su estado. Ejemplos claros los tenemos en Michoacán, Zacatecas, etc. Sonora no ha puesto la suficiente atención en sus migrantes. De ahí la poca organización de los sonorenses en Estados Unidos.

“Basta darse una vuelta por los poblados de la sierra de Sonora para entender que la pobreza ha hecho estragos y miles de sonorenses han emigrado. Sonora no es sólo un estado de paso para los migrantes. Sonora es expulsor de migrantes. Prueba de ello es la cantidad de sonorenses que radican en Arizona y las importantes contribuciones que migrantes sonorenses han hecho a Arizona como Carlos C. Jácome (quien tiene un monumento en el centro de Tucson dedicado a su memoria) y Raúl H. Castro (quien fue gobernador de Arizona 1975-1977). En Arizona son reconocidos, en Sonora que yo sepa, no se les recuerda como sonorenses internacionales distinguidos”.

*

Fundación México mantiene un grupo electrónico español/inglés con más de un centenar de suscriptores interesados en el fenómeno migratorio, la problemática fronteriza, las relaciones México-Estados Unidos, la vida de los mexicanos en EUA y el desarrollo de México. Más información en www.fundacionmexico.org.

 

Acciones de Documento
« Marzo 2017 »
Marzo
LuMaMiJuViDo
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net