Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs MUROS Y PUENTES

MUROS Y PUENTES

por Raúl Caballero Última modificación 28/01/2011 10:07

Obama y los republicanos

MUROS Y PUENTES

Raúl Caballero

Los cables informativos fueron desgranando el discurso de Barack Obama la noche del martes. Durante y después del informe de gobierno se sucedían las notas que daban cuenta del mensaje presidencial.

Así la prensa expuso de primera mano la posición del primer mandatario estadounidense, su postura de estadista ante el país y el mundo: “Obama quiere controlar el déficit del gobierno reduciendo el gasto en 400,000 millones de dólares congelando programas nacionales”. “Las reglas de juego de la economía internacional han cambiado”. “Pide más innovación en Estados Unidos en un mundo cada vez más competitivo con potencias emergentes como India y China”. “El pueblo tunecino demostró ser más fuerte que el decreto de un dictador”.

Pero son las cosas que por su relevancia para la comunidad latina en los Estados Unidos las que quiero destacar aquí, por una parte la reafirmación de su interés en una reforma migratoria (para que no quepa duda) y, por otro lado, el énfasis hecho al reconocimiento y arropamiento de “los jóvenes talentosos” universitarios hijos de indocumentados.

Obama es un político que no retrocede, lo han dicho los analistas, es un político que se reinventa, por eso es pertinente señalar cómo enmarcó su discurso con la nueva realidad en Washington, la de la mayoría republicana.

El presidente resultó el más golpeado en las elecciones de noviembre pasado. Ciertamente fueron los representantes y senadores demócratas perdedores de sus escaños a los que apabullaron sus opositores, luego de un discurso machacón de los republicanos más conservadores con el que exacerbaron un lenguaje violento y hostil, pero le toca al presidente seguir avanzando en el nuevo escenario que, como se ha visto, está cuesta arriba.

Las elecciones de noviembre instalaron como mayoría de la Cámara de Representantes a la oposición republicana, y con ello el país vive el clima de confrontación política no ya en las calles durante las campañas, sino en el seno del Congreso, donde ahora el gobierno asume (y aquí encaja la cita del político que busca reinventarse) “una responsabilidad compartida”.

Obama en su mensaje ante el pleno del Congreso expuso la paliza recibida por los demócratas de tal manera que parece (se percibe la impresión) que al cabo el único ganador ha sido él, toda vez que ahora reparte la responsabilidad de los problemas nacionales, pues ya no le queda el saco sólo a él como lo vinieron manejando (para golpearlo) sus detractores. El pueblo, dijo, determinó que gobernar ahora será una responsabilidad compartida entre partidos, con lo que subrayó que “sólo se aprobarán nuevas leyes con el respaldo de demócratas y republicanos”.

“Avanzaremos juntos o nos estancaremos, ya que los desafíos que enfrentamos son más importantes que un partido y más importantes que la política”, afirmó ante el júbilo de sus partidarios y la incomodidad de sus opositores.

Luego de la derrota demócrata del pasado noviembre muchos han dicho que no pasa a un nuevo cuatrienio dentro de dos años, pero soy de los que gustan pensar que superará la impopularidad que carga por la recesión (heredada) de la economía sobre la que dijo, por cierto, que es menester que ambas bancadas cooperen para “enfrentar juntos la creación de empleos”, con una retórica que no me deja lugar a dudas: Obama ha comenzado a reinventarse.

En el mismo tenor instó a la oposición republicana a colaborar para sacar la reforma migratoria y a “dejar de expulsar a jóvenes con talento y responsables” en una clara referencia a la Dream Act (la iniciativa que legalizaría a los universitarios hijos de indocumentados). Huelga decir que ambas inciativas, la reforma migratoria tan debatida como necesaria y la Dream Act, han sido descarriladas por los republicanos… entre varias otras razones por dos principales: para llevarle la contra al primer mandatario y por xenófobos.

Es posible que la disputa de los republicanos siga atorada en su propia intransigencia pero no por mucho tiempo, no hay loco que trague fuego ni empecinamiento que dure cuatro años, las elecciones presidenciales no son lo mismo que las intermedias que sucedieron en noviembre. El voto latino cada vez es más pesado y todos ellos lo saben, pero en eso los republicanos la llevan de perder, por eso lo más probable es que comiencen a modificar sus posturas radicales de antiinmigrantes y ya los veremos muy pronto tratando de cortejar a la comunidad hispana… por su parte Obama sólo tiene que seguir dejando claro que él sigue firme en sus propósitos de empujar esa reforma, son los republicanos los que tendrán que girar por completo su nefasta postura y yo creo que saldrán bien raspados.

Raúl Caballero, director editorial de La Estrella en Casa y La Estrella Digital, escritor y periodista mexicano.

Acciones de Documento
« Agosto 2017 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net