Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs Transhumantes: Jóvenes y migración en la Montaña (II)

Transhumantes: Jóvenes y migración en la Montaña (II)

por Jaime García Leyva Última modificación 15/08/2009 10:39

El incesante flujo de personas que viajan del sur hacia el norte como opción económica es amplio y no existen estadísticas precisas en torno a la población en movimiento por alcanzar el paraíso de los dólares.

Transhumantes: Jóvenes y migración en la Montaña (II)

Jaime García Leyva

El incesante flujo de personas que viajan del sur hacia el norte como opción económica es amplio y no existen estadísticas precisas en torno a la población en movimiento por alcanzar el paraíso de los dólares y acceder, al menos al primer mundo. Son innumerables las osadías de la población, de este sur en movimiento, que cruza utilizando diversas vías pese a las medidas de seguridad, políticas antimigratorias y otras acciones que realizan las autoridades norteamericanas por contener el flujo de migrantes.

Los migrantes en su mayoría son jóvenes de ambos sexos. Las expectativas de vida regional se ven limitadas y las necesidades económicas provocan una migración difícil de contener en la Montaña de Guerrero. Entre los impactos regionales de la migración son los cambios socioculturales, adopción de identidades y reproducción de lenguajes, símbolos, modos y modas de las urbes de concreto del vecino país del norte. Las manifestaciones culturales que son adoptadas por los jóvenes, en ocasiones chocan con las formas tradicionales comunitarias.

Entre los migrantes una de las identidades o adopción más frecuente de estilos y modos de ser se vincula a la de los cholos. Es frecuente referirse a los jóvenes migrantes  como “cholos” cuyo significado, al menos en la región tiene un significado negativo, de rechazo y asociado a jóvenes en actividades pandilleriles, violentas o de índole negativa. Referirse a los cholos es sinónimo de jóvenes (frecuentemente del sexo masculino) cuya estancia en Los Estados Unidos les ha permitidos copiar o asimilar prácticas de las bandas o pandillas de las ciudades. Estas formas de comportamiento las reproducen en sus lugares de origen, comunidades o poblaciones de la región. Los hay quienes cuya estancia en Estados Unidos les permitió la adopción de estos lenguajes y maneras de ser. Y también entre un amplio sector estas prácticas son adoptadas por los circuitos de comunicación con amigos y a través de los medios de comunicación.

Las asociaciones, grupos o bandas que forman algunos de los jóvenes que retornan de Estados Unidos tienen nombres como Bad Boys, Traviesos, Batos Locos Forever, Chicos Malos, Barrio 13, Sur 16, Raza Loca. Las vestimentas  que portan son frecuentemente pantalones de mezclilla holgados marca Boss caídos a media cadera, cinturones de piel, botas urbanas Timberland o tenis Vans, playeras deportivas de equipos de futbol americano o negras y holgadas, gorras de béisbol de los Yankees de Nueva York, Cardenales de San Luis, Dodgeers de Los Ángeles, playeras de Michael Jordan, Los Lakers. En su facha o imagen que proyectan no faltan las pulseras en las muñecas, los crucifijos y escapularios colgando de sus cuellos o bien cadenas de oro. Asimismo las carteras, celulares, ipods y demás artefactos que utilizan. Atuendos que les imponen un presencia con los demas.

Son jóvenes que en las cascaritas de fútbol llanero, en  la calles, en las esquinas, en el baile sonidero, en la fiesta del pueblo, en la actividad cotidiana lucen sus ropas y sus posturas con lenguajes de la raza, haciendo alusión a los compas, los batos y los Brothers. Amigos ocasionales o de juerga. En la palomilla con los cuates que se reúnen para dar el rol, cotorrear, hacer hacer bisness, echar el relajo, hacer un reventón o en caso de echar un tirito o tirar barrio. Jóvenes de la región de la Montaña de Guerrero que se asumen como trabajadores temporales en las ciudades de cemento y varilla, en el espejismo de un primer mundo que oferta exclusión y racismo. A donde acuden a trabajar por temporadas, para regresar e impulsar pequeños negocios o bien gastarlo en diversiones. Los usos de las remesas y los migradólares tienen usos distintos en la región.

Desde el cotorreo y le relajo cotidiano hasta los efectos de la violencia y drogas que permean a los jóvenes son efectos de los cambios socioculturales que se observan en la región. Es frecuente la ruptura con sus comunidades al incumplir cargos, tareas o responsabilidades comunitarias. En sentido inverso los hay quienes también retornan para seguir cumpliendo con el mandadto colectivo y la costumbre. Entre los migrantes se da la adopción de novedosas formas de identificación y expresión como el gusto por la bachata, la salsa y las cumbias. Las fiestas populares y bailes públicos son el escenario donde salen a relucir, entre cerveza y fiesta los pasos aprendidos y los meneos del baile.

Las camionetas y trocas 4x4 circulan por las calles, con estereos y bocinas a todo volumen con las canciones y rolas de allá del norte, el pasito duranguense y los corridos perrones. Adornan sus vehículos con calcomanías alusivas a la bandera norteamericana, nombres y leyendas en inglés. Las fiestas familiares, bodas, quinceaños, bautizos son con el lujo de contratar el grupo musical de moda o con el sonidero más prestigiado y que más suene. Es también en momento para relucir los zapatos o tenis de marca, las camisas TomiHilfiger, los pantalones Dockers, los cinturones Calvin Klein y un largo etcétera de marcas que para muchos es sinónimo de

Acompañan otros migrantes con sonidos como el hip hop, el rap y el tecno. Nuevas formas musicales que intercalan con la música regional. Así el universo musical va de los sonidos de las bandas de viento en el que originalmente crecen hasta los adoptados por la migración. Los cortes a rape, estilo militar o como los jugadores de basquetboll de la NBA, peinados o bien el cabello largo son las formas novedosas de lucir la cabeza.

En este flujo comercial entre el norte y el sur, en el cual la fuerza humana y los individuos son prescindibles para el capital transnacional, los encuentros y desencuentros sociales dan lugar a formas de manifestación y actitudes distintas. Las expresiones tienen que ver con los modelos que la industria cultural norteamericana oferta y que para los migrantes es adoptada como una novedad y resignificada en distintas maneras la cual les provee de cierto sentido de pertenencia grupal y colectiva en su vida cotidiana. Tanto en el norte y en el sur las identidades se transforman dinámicamente, pero el sentirse de la región sigue siendo el hilo conductor.

Acciones de Documento
« Agosto 2017 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net