Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs El Brazo y la Espalda

El Brazo y la Espalda

por Javier Perucho Última modificación 21/05/2010 23:26

Cómo han sido representados los migrantes mexicanos en el arte, cómo su cultura, tradiciones e idiosincrasia se registran en las disciplinas artísticas mexicana, chicana, estadounidense, europea y latinoamericana. En principio como símbolo, indicio y emblema. ¿De qué? Esta columna intentará responder tal interrogante.

El Brazo y la Espalda

Javier Perucho. Foto: Barry Domínguez © mmx

VESTIDO DE MUEBLE

 

Javier Perucho

 

La historia del cine bulle con las representaciones visuales de los inmigrantes mexicanos por sus diferentes encarnaciones, ya sea expuestos como chicanos, pachucos, pochos, o como espaldas mojadas, indocumentados y braceros. El cine nacional suele exponerlos en diferentes contextos o situaciones migratorias, por ejemplo, en repatriación (Bajo California, el límite del tiempo), tránsito (Norteados) o ya asentados en territorio estadounidense (Un día sin mexicanos), cumpliendo oficios, ejerciendo profesiones o en búsqueda laboriosa para mitigar el hambre. Habitualmente esos personajes cumplen en el relato cinematográfico el papel de barrenderos, cocineros, cultivadores, niñeras u otro de los oficios humildes de la servidumbre, los empleos que no requieren para su ejecución de una educación profesional. Dicha situación acaso refleje y retrate las tendencias demográficas de la migración mexicana que se presentaron durante las décadas anteriores y continúan con los nuevos flujos en la actualidad.

La literatura mexicana y el cine europeo (París Texas et al.) también los han representado así. Salvo excepciones a la esperada regla, en el cine o la literatura nacional o extranjera no es usual encontrar a un migrante mexicano ejerciendo una profesión universitaria. En el peor de los papeles lo encontramos representado como criminal, bandolero u outsider. Incluso una considerable filmografía del cine hollywoodense, se apega a esta premisa del emigrante mexicano con escasa instrucción, empleado en el sector de los servicios por su nula o pobre educación formal. Con dos casos cercanos se puede verificar el aserto anterior. El largometraje de Tommy Lee Jones, Los tres entierros de Melquiades Estrada (EE UU, Columbia, 2005, 121 mins), y la comedia intitulada Spanglish (James L. Brooks, EE UU, 2005, 129 mins.), se ajustan a este recurso fílmico.

La exhibición reciente de las cintas Norteado (Rigoberto Perezcano, México, Tiburón Films, 2009, 95 mins.), Mi vida dentro (Lucía Gajá, México, Ultra Films, 2007, 122 mins.), así como de Los bastardos (Amat Escalante, México, Mantarraya Producciones, 2008, 90 mins.) corrobora esta conjetura, en las cuales un campesino, una reclusa y un cosechador vuelto sicario asumen los papeles protagónicos del relato cinematográfico. Este trío de películas comparten al menos cuatro rasgos en común, a saber: los actores que encarnan a los personajes no son profesionales, sus directores recurrieron a los recursos del documental para su realización, el registro etnográfico de la vida cotidiana de los migrantes y los finales abiertos.

Norteado ilustra con el mejor ejemplo el asunto arriba expuesto: el campesino que abandona su tierra de labranza —árida o feraz, lo mismo da— en sus empeños por vencer el hambre suya y de su familia, la miseria secular y la vida sin horizontes. En el tránsito para lograrlo, arriba a Tijuana, tierra de promisión para el imaginario cinematográfico y literario, donde se aplica denodadamente en atravesar la frontera con el método ancestral, pero falible: sin papeles y cruzando el lindero como Juan por su patio, para el caso Andrés García, héroe de la cinta. Brinca la barda, la rodea, atisba a los vigilantes, otea el horizonte, pero sus afanes no obtienen el éxito buscado; es decir, cruzar la frontera para emplearse como jornalero agrícola, tal como sucedió con el niño sobreviviente de Los bastardos, quien encontró su redención en los campos de California cosechando legumbres.

Cansado de sus intentos fracasados, se estaciona. Encuentra trabajo y refugio en una miscelánea ubicada a unos metros de la malla fronteriza, ahí se aplica limpiando el tendajón, carga cajas de jitomates, acarrea los refrescos y acomoda el resto de la mercadería. Dos mujeres darán tensión a la historia. Una es dueña del negocio (Ela); la otra, dependienta y auxiliar (Cata). La discordia irrumpe cuando aparece el pretendiente de doña Ela, Asensio, quien para apartarlo de su espacio, engaña a Andrés llevándolo hasta una brecha fácil de transitar para burlar a la migra y pasar campechanamente la valla fronteriza, pero es atrapado en el afán y deportado al país.

Sin embargo, Cata guarda un secreto para atravesar la frontera y burlar a sus guardianes, previo a su revelación hay un escarceo amoroso entre Andrés y las dos mujeres, ingesta de copas y baile nocturno en una taberna, en jornadas alternas. Llegado el momento se preparan, lo arropan y visten de mueble. El Love Site queda listo, lo estiban en una camioneta, cuyo conductor, Asencio, se dirige al paso fronterizo, donde aguarda su lugar en la garita para cruzarla. Aquí concluye la película y su sinopsis. El resto queda como final abierto, conclusivo en la imaginación de cada espectador.

Por los temas abordados (picardía, silencios elocuentes, comunicación no verbal, mexicanismos, familia, relaciones de pareja) y símbolos implicados (cainismo, esperanza, valentía, voluntad de realización) en el tratamiento cinematográfico que recibe Andrés, se desprende una imagen positiva del emigrante narrado, elocuente por su apego a la verosimilitud.

En el final alterno que legítimamente ofrece Norteados, naturalmente que Andrés García, vestido de mueble, logró traspasar la frontera, encontró trabajo, aclaró sus deudas y continúa enviando verdes remesas a su esposa para comprar alimentos y vestidos a sus hijas. Ciertos fines de semana se encuentra con Ela. Cata se fugó con Asencio.

 

Buzón: cuatario@gmail.com   

                           

Bitácora: cuatario.blogspot.com

Acciones de Documento
« Octubre 2017 »
Octubre
LuMaMiJuViDo
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net