Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs Con la Música pal Otro Lado

Con la Música pal Otro Lado

por Homero Flores Última modificación 08/02/2010 20:41

A Ramona, de Steve

Con la Música pal Otro Lado

Homero Flores

Dos semanas después del cierre de la frontera, bloquearon la señal de celular. La comunicación entre los dos países quedó interrumpida casi en su totalidad. Fue una fría mañana de febrero cuando Steve cayó en la cuenta de que su encuentro con Ramona no iba a ser posible. Sin proponérselo, la canción de Dylan empezó a sonar en su cabeza. Ramona, come closer, shut softly your watery eyes. The pangs of your sadness shall pass and your senses will rise.

Steve no conocía la canción y Ramona se mostró sorprendida por ello cuando se enteró. Daba por hecho que todo el mundo conocía a Bob Dylan y su música. Parecía que él era parte de esa excepción que confirma la regla.

Ese día, Steve, a través de la rola y de la mirada de su amiga supo que ella regresaría a su país, deshaciendo el largo camino del norte que la había llevado hasta Raleigh. By worthless foam from your mouth, I can tell you are torn between stayin’ and returnin’ on back to the South. Y sí, algunos meses después de que se fueran a vivir juntos, al regreso de una reunión de trabajo en Atlanta, Steve encontró el departamento vacío y una nota sobre la mesa. El mensaje estaba escrito en español: “Regreso al sur, te amo.” Después de leerlo, Steve sólo atinó a pensar que ni siquiera se había tomado la molestia de averiguar dónde está Naolinco.

Todavía, en algunos momentos que no podía prever, le llegaba el recuerdo de su olor, el tacto suave de esa piel morena y la enronquecida voz susurrando su nombre en la penumbra. You cracked country lips, I still wish to kiss, as to be under the strength of your skin. Your magnetic movements still capture the minutes I’m in...

En muy poco tiempo la situación en México se había deteriorado al grado de que las autoridades estadunidenses empezaron a pensar en cerrar la frontera. El combate al narco y a la migración indocumentada se volvieron cuestión de seguridad nacional para el gobierno de Estados Unidos. Las noticias que llegaban del sur eran cada vez más inquietantes y Ramona expresó su deseo de regresar con los suyos y compartir lo que viniera. Pero Steve no creyó que ese deseo fuera tan fuerte. You’ve been fooled into thinking that the end is at hand. Yet there’s no one to beat you, no one to defeat you, except the thoughts of yourself feeling bad.

Con la frontera cerrada y las comunicaciones restringidas, veía muy difícil ir a buscarla. Además no sabía si estaba en su pueblo o en algún otro lugar de México. Así que decidió que iba a recordarla siempre: tal vez su recuerdo hiciera que la volviera a ver, cuando las cosas cambiaran, cuando todo estuvieran bien.

A manera de despedida, repitió en español los últimos versos de la canción que ella había traducido para que él los recitara en su idioma. Los últimos versos de una canción que Dylan dedicó a Ramona.

Te hablaré todo el tiempo, pero pronto mis palabras no tendrán sentido. Más en el fondo de mi corazón, yo sé que no puedo ayudar. Todo pasa, todo cambia, sólo haz lo que creas que haya que hacer. Y algún día, quizá, quién sabe, nena, voy a llegar y lloraré ante ti.

Los últimos versos de un poema de Dylan. A Ramona, de Steve.

Acciones de Documento
« Noviembre 2017 »
Noviembre
LuMaMiJuViDo
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net