Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs B Sides del otro lado. Crónicas y reflexiones sobre algunos sonidos de la mexicanidad más allá de sus fronteras reales, e imaginarias.

B Sides del otro lado. Crónicas y reflexiones sobre algunos sonidos de la mexicanidad más allá de sus fronteras reales, e imaginarias.

por Rodolfo Hernández Corchado Última modificación 06/08/2012 08:04

La trama del documental Searching for Sugar Man del director sueco Malik Bendjelloul será de gran interés para cualquier fan de la música popular. La trama gira alrededor de Sixto Rodríguez, músico de folk de protesta, oriundo de la ciudad industrial de Detroit e hijo de migrantes mexicanos que dejaron su país en los años veinte para establecerse en dicha ciudad industrial.

B Sides del otro lado. Crónicas y reflexiones sobre algunos sonidos de la mexicanidad más allá de sus fronteras reales, e imaginarias.

Oscar Bernal

 

Por Oscar León Bernal

 

–Rodríguez, el corte en frio–

 

La trama del documental Searching for Sugar Man del director sueco Malik Bendjelloul logrará despertar el interés para los aficionados de la música popular. La trama gira alrededor de  un músico de folk de protesta oriundo de la ciudad industrial de Detroit: Rodríguez, quien utilizaba su apellido como nombre artístico. A pesar de que en 1969, su primer álbum Cold Fact tuvo un recibimiento favorable y la crítica le auguraba un futuro prometedor, Rodríguez pasó al anonimato por más de veinte años cuando el disco fracasó comercialmente en los Estados Unidos. Esto no es nada nuevo, después de todo ya conocemos la extraña manera en que  factores como el talento, la disciplina, la publicidad, la habilidad para la autopromoción y el azar  se combinan arbitrariamente para construir y olvidar estrellas del pop al mismo tiempo que la industria musical deposita su inversión económica y el público proyecta deseos.

El nombre completo del cantautor es Sixto Rodríguez, hijo de migrantes mexicanos que dejaron su país en la década de los 20 para establecerse en Detroit, Michigan.  Si bien en Estados Unidos Rodríguez no logró consolidarse como una estrella musical, si logró convertirse en una misteriosa figura rodeada de inquietantes rumores, uno de ellos, su supuesto suicidio en pleno escenario. Rodríguez es un icono generacional, más no en los Estados. Fue en Sudáfrica, donde sus melodías anti-establishment lo transformaron en todo un  fenómeno musical que representaba la oposición entre los jóvenes Afrikaans que cuestionaban el sistema de apartheid y guardaban su disco, Cold Fact junto al Abbey Road de los Beatles y los álbumes de Bob Dylan.

El misterio alrededor de la figura de Rodríguez y el hecho de que sus fans sudafricanos desconocían los detalles de la vida de este trovador urbano, causaron que el mito creciera. Y es ese el punto de partida del documental.  Fueron los mismos fans quienes realizando un trabajo detectivesco, rastrearon el paradero de esta estrella a través de un sitio de internet.  Rodríguez no estaba muerto pero tampoco andaba de parranda. Después de abandonar su carrera musical debido a la indiferencia del público de su país natal, Rodríguez se ganó la vida en la construcción y permaneció en Detroit, ciudad con la que hasta el día de hoy mantiene una gran conexión.  En un principio, cuando fue abordado con la idea de filmar un documental, Sixto Rodríguez se resistió, ya no le interesaba la fama.  Sin embargo el documental se realizó y afortunadamente Rodríguez ya había retomado su carrera. Es aquí que vale la pena  preguntar ¿Qué movería a los fans sudafricanos a identificarse con las rolas de un cantautor de origen mexicano de rasgos indígenas, amplia sonrisa y lentes oscuros? ¿Sería la nostalgia implícita en la letra de protesta y su voz? ¿Las delicadas notas de su guitarra?  ¿El momento histórico?  Supongo que ese universo musical y desede entonces globalizado incluía por igual a Bob Dylan, Neil Young, o a Frank Zappa, que ha Violeta Parra, o Victor Jara. Como ellos, Rodríguez representaba de alguna forma una nueva sensibilidad universal con particularidades locales y el público sudafricano supo identificar a Rodríguez como el portavoz de sus inquietudes.

Brooklyn, NY Julio, 2012

Oscar León Bernal, antropólogo y escritor sonorense nacido en la ciudad de México y neoyorkino por convicción. Post-mexicano en tránsito, accidentalmente cosmopolita y fronterizo.  Bilingual with an unstable identity y music fan. Brooklyn, baby! ·

Blog: http://nonsenseofplace.wordpress.com/

Twitter: @OscarLeonBernal


Acciones de Documento
« Octubre 2017 »
Octubre
LuMaMiJuViDo
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net