Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Blogs Ricardo Flores Magón: Migrante, rebelde, anarquista

Ricardo Flores Magón: Migrante, rebelde, anarquista

por Rodolfo Hernández Corchado Última modificación 21/11/2010 16:28

Se llamó Cipriano Ricardo Flores Magón y a pesar de que rechazó el nacionalismo y apeló a la fraternidad universal por encima de cualquier frontera, era mexicano, perseguido, migrante, revolucionario y anarquista.

Ricardo Flores Magón: Migrante, rebelde, anarquista

Rodolfo Hernández Corchado

 

 

Acosado por el régimen de Díaz,  cruzó la frontera México – Estados Unidos en 1904 junto con su hermano Enrique. Su nombre era Cipriano Ricardo Flores Magón, oaxaqueño, nacido el 16 de septiembre de 1873 en San Antonio Eloxiochitlán, e hijo de Margarita Magón y Teodoro Flores. Fue también, perseguido, migrante, revolucionario y anarquista. Hace 88 años, el 21 de noviembre de 1922, fue encontrado muerto a las cinco  de la mañana en su celda de la cárcel de Leavenworth, Kansas. Aunque cruzó la frontera perseguido, no huyó derrotado de un país al que ya nunca regresaría. Esa sería la misma frontera que cruzarían de norte a sur los anarquistas italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, quienes en 1917 escaparían a México durante un año (como Magón morirían encarcelados a su regreso a Estados Unidos) para evitar los horrores de la guerra. En ambos lados de la frontera, eran tiempos de persecución, represión y resistencia. Desde el exilio y la cárcel, Flores Magón continuaría luchando incansablemente toda su vida contra lo que consideró como la base de la opresión del México de principios del siglo XX: la triada del capital, la ley y la Iglesia.

Si en el siglo XIX, el anarquista francés Pierre-Joseph Proudhon dijo que la “propiedad privada es un robo”; Flores Magón y los miembros del Partido Liberal Mexicano, a través del Manifiesto del 23 de septiembre de 1911 (firmado en la ciudad de Los Ángeles) llamaban a deshacerse de una vez por todas no sólo de la propiedad privada, sino de la terrenal trinidad que aseguraba un orden basado en el mando y la obediencia entre opresores y oprimidos, un orden que aún persiste: “Sin el principio de la propiedad privada no tiene razón de ser el gobierno, necesario tan sólo para tener a raya a los desheredados en sus querellas o en sus rebeldías contra los detentadores de la riqueza social; ni tendrá razón de ser la Iglesia, cuyo exclusivo objeto es estrangular en el ser humano la innata rebeldía contra la opresión y la explotación por la prédica de la paciencia, de la resignación y de la humildad…Capital, autoridad, clero: he ahí la trinidad sombría que hace de esta bella tierra un paraíso para los que han logrado acaparar en sus garras por la astucia, la violencia y el crimen, el producto del sudor, de la sangre, de las lágrimas y del sacrificio de miles de generaciones de trabajadores y un infierno para los que con sus brazos y su inteligencia trabajan la tierra, mueven la maquinaria, edifican las casas, transportan los productos, quedando de esa manera dividida la humanidad en dos clases sociales de intereses diametralmente opuestos: la clase capitalista y la clase trabajadora”.

Exiliado en San Antonio Texas junto con Juan Sarabia, Antonio Villareal, Librado Rivera, Manuel Sarabia y Rosalío Bustamante volverían a editar el periódico Regeneración (fundado en México el 7 de agosto de 1900 por Jesús Flores Magón y cuyo nombre ha sido ahora usurpado por el movimiento de López Obrador). Librado Rivera, por ejemplo,  trabajaría como peón en Estados Unidos para recabar fondos y publicar Regeneración. Un año después, en San Luis Missouri, fundarían la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano. Meses después, las oficinas de Regeneración serían allanadas por la policía, confiscando la imprenta y arrestando a los hermanos Flores Magón y a Juan Sarabia.

En febrero de 1906, aparece nuevamente Regeneración, esta vez bajo la dirección de Librado Rivera. Flores Magón, sale bajo fianza de la cárcel y huye a Toronto, Canadá. En 1907 huye a Los Ángeles, y meses después, disfrazado de mujer llega a San Francisco.  Ese mismo año aparece el periódico Revolución y en agosto es arrestado nuevamente. En 1908, desde la cárcel en Los Ángeles, publicará el periódico Tierra y Libertad. Junto con Antonio Villareal y Librado Rivera es encarcelado en Tucson, Arizona. En agosto de 1910 son liberados de la prisión de Florence, Arizona y regresan a Los Ángeles, en donde nuevamente editarán, junto con Práxedis Guerrero, Regeneración. El primero de octubre de 1910, la frase “Tierra y Libertad”, aparecerá como slogan en el periódico y en abril de 1911 la circulación de Regeneración llegará a los 30, 000 ejemplares.

Díaz es derrocado y exiliado, sin embargo el asedio contra el Partido Liberal Mexicano, a instancias de Madero, no cesa. Los hermanos Flores Magón, Librado Rivera y Anselmo Figueroa son detenidos y encarcelados en Mc Neil Island, Washington. En 1914 son liberados (Figueroa muere de tuberculosis meses después) y regresan a Los Ángeles. Al siguiente año, Regeneración dejará de circular por falta de fondos. En 1916, los hermanos Magón son encarcelados nuevamente pero su sentencia es revocada debido a las protestas. Esto no los detiene, y el 4 de marzo aparece el número 228 de Regeneración. El último número se publica el 16 de marzo de 1918. Dos Días después, Ricardo Flores Magón, su esposa María Brousse y Librado Rivera son detenidos y acusados bajo la Ley de Espionaje. Flores Magón y Rivera serán sentenciado a 20 y 15 años de prisión respectivamente. Son encarcelados en McNeil y posteriormente son transferidos a la cárcel de Leavenworth, Kansas.

Flores Magón y Librado Rivera no fueron los únicos anarquistas encarcelados en Leavenworth. Tres grupos de militantes (de Chicago, Sacramento y Wichita) fueron llevados a prisión. La fraternidad universal a la que apeló, por la que luchó, y por la que fue injustamente perseguido y encarcelado se expresó en 1917 con la formación del Ladie’s Tea Club, un grupo organizado para ayudar a los prisioneros de Leavenworth. El historiador Paul Avrich (2005), quien durante más de 30 años recorrió Estados Unidos recuperando la memoria oral del anarquismo estadunidense dejó para nosotros la historia de Bessie Zogglin quien organizó dicho Club. Entre los prisioneros a quienes auxiliaban, había socialistas, anarquistas e integrantes de los Industrial Workers of the World, los famosos wooblies. Cuenta Bessie Zoglin: (quien murió en 1985 en Nueva York a la edad de 92 años) “Visité a Ricardo Flores Magón varias veces. Era pequeño, moreno y de buen aspecto. Sin embargo estaba enfermando. Se quejaba de malestar estomacal y vista débil. Se sentía rechazado por sus camaradas.  ¿Qué pasa con nuestros anarquistas? me preguntó. No vienen a vernos. No están interesados en los prisioneros políticos. Se sentía mal con respecto al movimiento, así que escribí un artículo acerca de eso en el Fraye Arbeter Shtime.”

Un 21 de noviembre de 1922, hace ya 88 años, Ricardo Flores Magón se encontró con la muerte en su celda de Leavenworth. En las siguientes décadas miles de mexicanos harían un viaje similar al que él emprendió. Cruzarían la frontera y huyendo de la pobreza de un país azotado por el reinado terrenal de la sombría trinidad. Los tiempos que vivió y enfrentó Flores Magón fueron, tal y como él los caracterizó, de “confusión”, “zozobra”, “angustia” y “terror”. Sin embargo, eso no lo inmovilizó y no le impidió delinear, junto con los miembros del Partido Liberal Mexicano, los principios del autogobierno y las tareas que los mexicanos en ambos lados de la frontera tendrían que llevar a cabo para lograr su libertad: “Es el deber de nosotros los pobres trabajar y luchar por romper las cadenas que nos hacen esclavos. Dejar la solución de nuestros problemas a las clases educadas y ricas es ponernos voluntariamente entre sus garras. Nosotros los plebeyos; nosotros los andrajosos; nosotros los hambrientos; los que no tenemos un terrón donde reclinar la cabeza; los que vivimos atormentados por la incertidumbre del pan de mañana para nuestras compañeras y nuestros hijos; los que, llegados a viejos, somos despedidos ignominiosamente porque ya no podemos trabajar, toca a nosotros hacer esfuerzos poderosos, sacrificios mil para destruir hasta sus cimientos el edificio de la vieja sociedad, que ha sido hasta aquí una madre cariñosa para los ricos y los malvados, y una madrastra huraña para los que trabajan y son buenos”.

Se llamó Cipriano Ricardo Flores Magón y a pesar de que rechazó el nacionalismo y apeló a la fraternidad universal por encima de cualquier frontera, era mexicano, perseguido, migrante, revolucionario y anarquista. Los años de cárcel no fueron suficientes para detenerlo, tampoco lo fue el exilio y la persecución. Como millones de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos, Ricardo Flores Magón recibió hasta el último día de su vida el trato de criminal. Su camino fue la rebeldía, nunca la sumisión ni el desencanto. Trazó un camino que aún resuena para millones de mexicanos en Estados Unidos que son convertidos en ilegales por las leyes migratorias de este país. El único camino para acabar con la ilegalidad es destruir la ley que convierte en ilegales a millones de mexicanos, a hombres, mujeres, padres, madres, abuelos, hijos e hijas: “La ley es yugo, y el que quiera librarse  del  yugo tiene que quebrarlo. La ley es un freno, y con frenos no se puede llegar a la libertad…Las libertades conquistadas por la especie humana son la obra de los ilegales de todos los tiempos que tomaron las leyes en sus manos y las hicieron pedazos. Rebeldía y legalidad son términos que andan de la greña” (Regeneración 1910).

Se llamó Cipriano Ricardo Flores Magón, murió en Leavenworth, Kansas, fue también un ilegal y a pesar de que murió hace 88 años aún sigue siendo un joven rebelde, tiene una querella pendiente con la sombría trinidad, anda siempre de la greña con la legalidad y nos dejó de herencia el ejemplo del espíritu rebelde. En estos días de centenarios y bicentenarios, quede pues la pirotecnia y la alta definición para los descendientes de quienes hace 88 años enviaron a Flores Magón a morir a la cárcel. Quede pues para ellos su pirotecnia centenaria.

 

 

 

 

 

Acciones de Documento
« Julio 2017 »
Julio
LuMaMiJuViDo
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Amazon

Travelocity

Expedia

Encuentre el hotel que desea

Telefonía gratuita vía internet

Hospedaje barato para su página

FatCow $88 Plan for $66 only

Mida su conexión a internet

Test your Internet connection speed at Speedtest.net